4/9/17

VIENTO DE MARIPOSAS.


El II Encuentro Histórico Cultural de Raices Alemanas en Tandil.
Se celebró el 1º y el 2 de septiembre. Su inicio se reaizó en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Centro (Tandil) con  las palabras de bienvenida y de agradecimiento de su Presidente el Sr. Efraín Kessler. Acompañó, luego, el Sr. Intendente Dr. Miguel Angel Lunghi celebró el Encuentro poniendo énfasis en la calidad del encuentro humano de la comunidad alemana de Tandil y el encuentro de las personas con sus raíces ya que el lema y el mensaje del mismo era el Rastreo de sus raíces en sus distintas formas.

Le siguió luego un hermoso espectáculo musical organizado, creado, dirigido y realizado por la familia de Susana, Guillermo y Federico Zambrino, acompañados por Erika Vidal en actuación y varios músicos profesionales en el acompañamiento de acordeón y  guitarras. Rastreando rastros alemanes con rostro de Mujer” fue el título del espectáculo en el que la poesía, la música y la actuación permitieron recorrer las historias y perfiles de algunas mujeres  alemanas, como la Oma, la abuela de Arroyo Seco, la Sra. Duringer de Tandil y Merceditas. Todos temas con los que se homenajeó a la mujer alemana.


Me tocó el turno de dar mi disertación “Rastreando Huellas en la historia y la Genealogía de la comunidad Alemana”. Fui desgranando la idea de que la comunidad y su gente dejan huellas que hemos de encontrar, al mejor estilo del Rastreador de D F Sarmiento cuando decía “Son (las huellas) de la mulita mora, de la tropilla de Zapata. Va ensillada y pasó ayer”, poniendo el acento en el carácter único de la persona humana, como también sus historicidad en el tiempo y su carácter irrepetible.


Ideas que permitieron recorrer cada uno de los  pasos más importantes de la historia y migración  de la comunidad volguense y hablar sobre las huellas que las familias han dejado para que el trabajo de los genealogistas y para quienes desean armar su árbol familiar. Esta idea de las raíces genealógicas me permitió sugerir los pasos de la construcción y reconstrucción de la familia,  algunos consejos y  metodologías que ayuden tanto a estructurar su propio “árbol familiar” como plantearse las preguntas sobre sus raíces, su identidad y los valores familiares.
Una centena de asistentes siguieron esta charla con tanto respeto como interés, situación que no dejé de agradecer.Un saludo con el Sr. Rector de la UNICEN, el Cr. Roberto Tassara nos dio el lugar justo para agradecer su colaboración con la movida realizada por Raíces Alemanas.


El sábado siguió con una invitación a una visita guiada por la manzana fundacional de Tandil y sus edificios más importantes como el Municipio,  a cargo de la Lic. María Magdalena Conti que nos permitió conocer con profundidad la belleza arquitectónica, las ideas profundas de sus fundadores y constructores y deleitarnos con una hermosa visita.

Luego, la continuamos  con mi amigo Jorge Bohn, compañero del viaje, por la ciudad y sus alrededores, por el cerro y el lago y en una rápida pasadita por la “Piedra Movediza” .



Por la tarde me tocó introducir, con Susana Knoop el taller de cocina organizado por RAT y denominado “Rastreando sabores”, a cargo del Chef Daniel Eleno y María Luisa Weimann, en las instalaciones de la Universidad de Arte (Unicen).  Siendo que la comida es un hecho cultural, más allá de su valor nutritivo, la idea fue permitir que los presentes presencien a la preparación de dos comidas clásicas alemanas. Una bondiola en salsa de hongos mit Spetzle y un sabroso “Apfelstrudel” fueron las estrellas de la tarde. Papeles con anotaciones, fotografías y videos, se hicieron presentes en un salón colapsado por los asistentes. La degustación final de estas preparaciones marcaron el sello profesional de Daniel preanunciaron  para María Luisa un reconocimiento particular  por su excelente preparación del Strudel.

Por la noche fue el cierre del II Encuentro con la cena institucional. Un salón decorado con banderines y  la representación de un “carro alemán” en el marco de un “camino temático” en catorce banner que reproducían la historia de la migración volguense, esperaban a más 300 comensales que comenzaron a llegar con la alegría del encuentro con sus amigos, con sus raíces, con sus sabores y las expresiones más hermosas de las tradiciones de los abuelos.


Dos platos típicos fueron el menú de la cena: una ensalada rusa con jamón crudo y Kalra, y luego el clásico plato de Salchicha Alemana y una bondiola caramelizada, acompañada de una guarnición de puré de papas, de puré de manzanas y de Sauer Kraut (Chucrut).  Esa hermosa combinación de salado, dulce y agrio que tanto gusta a la tradición germana.

 La satisfacción de los comensales se vió sorprendida por la llegada del Ballet de la Buena vida, dirigido por el Sr. Mauricio Brown, de la ciudad de Azul, que deleitó a los presentes con la belleza, los vestuarios y el frenético ritmo de sus danzas germanas como las polkas y variaciones de danzas ucranianas al mejor estilo de los cosacos.


Durante la cena se realizaron distintas alocuciones agradeciendo a los presentes, a los colaborares, entregando los diplomas a quienes tuvieron una actividad especial, hasta la que la rifa de regalos y souvenir marcó el momento de la espera y el gusto por ganarse algún premio.


El cierre fue dado por el corte de la torta y el brindis, apostando a seguir “encontrando” nuevos adherentes al RAT, a seguir celebrando las distintas fiestas que vinculan a la tradición alemana, a participar de la vida ciudadana como comunidad aportante de ideas, tradiciones y el estilo particular de una comunidad comprometida .
Me tocó  decir un par de palabras e hice alusión a su logo institucional: “Nada hay tan hermoso, tan sutil y tan bello como el aleteo de la mariposa. Nada hay tan fuerte como cuando muchas mariposas con su aleteo producen el viento que empuja hacia adelante”. Justamente el logo de RAT es esa mariposa”.
Mi saludo y agradecimiento a todas esas personas con que en estos dos años fueron transformándose en verdaderos amigos y que hoy son el “viento de mariposas” de Raíces Alemanas.
Hasta el próximo encuentro, el tercero. Mi mejor cariño para todos.















5/8/17

Este viernes en la Cátedra Libre.. Tendiendo Puentes


“Tendiendo Puentes” fue el título de la charla. El Prof. Horacio A. Walter haciendo un ejercicio de la imaginación nos retrotrajo a 250 años atrás cuando los primeros colonos de la actual Alemania pisaron tierra rusa para instalarse en las orillas del Río Volga, fundando Dobrinka y mas de cien aldeas en los primeros años de su estadía. 


Juan Carlos Scheigel Huck, Secretario del Centro Argentino Cultural Wolgadeutsche y referente de la comunidad nos hizo llegar con sus palabras y sus fotografías esa profunda idea de “tender puentes” hacia la historia de nuestros ancestros y dejar legado para quienes hoy deciden también buscar sus raíces o vivir con la identidad volguense que comenzaron a construir nuestros abuelos tanto en Rusia como en las aldeas y colonias de Argentina.


La disertación fue acompañada con una profusa cantidad de fotografías, comenzando por la idea del título: los puentes. El de Saratov en varias vistas, en Moscú y otros lugares. La idea que predominó en las imágenes mostradas es siempre “el Río Volga”, con sus barrancas, sus arroyuelos, sus pequeñas playas e islotes.

Algunos paseos por Marienthal mostrando sus paisajes, su gente y sus cosas, algunas que nos hacían asombrar como esa permanencia de “lo alemán” en la vida cotidiana. 






Del otro lado del Rio, sobre la Bergseite, otras aldeas como Kamenka y por sobre todas las cosas, una que es emblemática de la colonización volguense como lo es Dobrinka, fundada en 1764, más de doscientos cincuenta años en la historia.


Ver sus lugares, sus riberas, tocar el agua y sentir las piedras y la tierra, que alguna quedó en bolsas pequeñas para mezclarlas con nuestra tierra argentina.

Una hermosa velada con descripciones, con emociones. Entre los presentes se encontrabajan viajeros a Rusia y sus colonias tanto de 2016 como de 2017. 

El intercambio de viajes y la emoción del encuentro produce justamente eso que buscaba Juan Carlos: “tender puentes”.

Como despedida el disertante recibió el Diploma de la Universidad de la Plata por la que acredita haber pasado por la Cátedra Libre y recibió de esta un recuerdo de su paso en forma de agradecimiento. Algunos de los viajeros aprovecharon el cierre de la noche para reunirse y cenar en un interesante lugar de La Plata.

8/7/17

A G N E S

Sorprendente y exitosa presentación de la película AGNES.

Pese a lo desapacible de la noche a la hora de la proyección del film un centenar de personas  colmaron el salón del Casal dels Països Catalans de La Plata. La previa calentó el ambiente con las pizzas a la alemana y cerveza tirada y con el apetitoso plato de curry wurst preparado por la gente del Casal  que, a paso redoblado, pudieron atender a todos. 









Mientras tanto, la música del acordeón de Alberto Heffel hacía sonar las clásicas palmas de los descendientes del Volga que se habían acercado, asombrando a los presentes de otras colectividades que también los imitaron, naciendo una confraternidad que duró toda la velada.




















Al momento de presentar el Film, Horacio Walter, director de la Cátedra Libre de los Alemanes del Volga, presentó la película y a su director César Mellinger que había llegado de Coronel Suárez para acompañar la Premiére junto con Erwin, el actor protagonista (Nelson Bender).






Al final un sonoro aplauso le dio el visto bueno con holgura a una película hecha con profesionalidad, resultando un producto de excelente factura y de genuina raíz volguense.



Estos valores fueron los que agradeció el Prof. Horacio Walter al finalizar la proyección, por respetar la identidad volguense, por la historia de ternura, emoción y dureza, por la recuperación de los objetos, vestuarios ,modismos de la comunidad, la arquitectura y sencillez de la Colonia (Pueblo Santa María). También por recuperar los los rasgos ásperos y  vibrantes del dialecto alemán que alguna vez los descendientes escucharon de sus padres o de sus abuelos.



Le tocó el turno a César Méllinger de explicar la producción de su película, de responder  las preguntas. Lo mismo hizo Nelson Bender. Mientras tanto, por gentileza de Roberto Herrlein y de Margarita Hollmann pudimos degustar la clásica Tinie Kuchen o Riwel Kuchen, una torta típica de la comunidad.



Un agradecimiento especial para el Casal Catalán y su gente. Que nos brindaron su casa, su trabajo y hospitalidad. Otro especial para César y el deseo de que siga produciendo sus historias. Al igual que a Nelson que ya se está “profesionalizando” en la actuación. El agradecimiento va para todos los presentes que en una noche lluviosa se. Un especial pedido de disculpas a los que no pudieron ingresar por lo colmado de la sala y que tuvieron que regresar sólo con la esperanza de poder ver la película en otro momento, que  Horacio  se encargó de prometer para Octubre.







Todos, catalanes y alemanes y espectadores presentes regresaron,  con la alegría de haber disfrutado una noche especial, de la mano de Agnes y su historia.





Schön, como decían nuestros abuelos cuando todo salía bien.

Auf wiedersehen! Hasta otro momento.