17/9/16

NORKA: Un paso en el tiempo. Por el Dr. Jorge Bohn

“En agosto de 1941 aparece un edicto que determinó la deportación de los aldeanos. 

Debían ser enviados a campos de trabajo en Siberia y otras partes de Asia Central. Después de su llegada muchos fueron enviados a campos de trabajo en otras regiones de Rusia. Casi todas las personas que vemos en la película han recorrido estos caminos hacia los vagones del ferrocarril que los esperaban para llevarlos a Siberia. 





Muchos murieron a lo largo de la ruta del tren y miles más, durante los años en que se vieron obligados a vivir en asentamientos de especiales y campos de trabajo.


Muchos de ellos nunca volverían a ver a Norka una vez más. Fueron reubicados con otras personas desplazadas por la guerra.
Las cosas nunca serian las mismas en los pueblos del Volga. Norka ya no se llama igual. Después de la expulsión en 1941 se la renombró como Nekrasovo. Y no quedan alemanes en la Aldea”






Así concluye la película Norka firmada y realizada por Henry Walker en 1928 y que tuvimos la oportunidad de apreciar este viernes pasado, conducidos por la cordial y generosa presencia del Dr. Jorge Bohn, analista e investigador de las aldeas de Rusia.


Contar con un documento filmado hace 88 años nos permitió ver escenas de la vida cotidiana de una de las aldeas mas importante de la Rusia de los Alemanes del Volga. Silencio, ternura, emoción, sonrisas y una presentación informal de la historia, fueron los momentos mas importantes de la tarde.






Escuchar historias de parte de Jorge y la replicación de otras historias por parte del público, generó un intenso diálogo que motivó el entusiasmo de todos los presentes. A veces los momentos mas fuertes de la historia de una comunidad, son los que sostienen la identidad de la comunidad en el presente y la incitan a seguir buceando en esos misterios silenciosos de la historia volguense.


Casi como obligando a que estos encuentros se repitan….

Y mantener el encuentro unos minutos más, con una copa de cerveza, mejora la alegría.

Gracias Jorge Bohn. Por tu presentación. Por tu generosidad de estar entre nosotros.









Nos volveremos a ver.

12/9/16

1º Encuentro Histórico cultural de los descendientes de Alemanes en Tandil



El 1º Encuentro Histórico cultural de los descendientes alemanes, organizado y llevado a cabo por el grupo de Raíces Alemanas de Tandil (RAT)  entre el 9 y 10 de septiembre de 2016, fue realmente un evento lleno de sorpresa. En un ambiente de sierras y cielo azul, los participantes fueron llegando de a poco de distintos lugares. 
















Tuvo su punto de inicio en la exposición de obras pictóricas correspondientes a la Colección de “mundos posibles” de Karina Schwerdt en la Casa de la Cultura. Delicadas pinturas que partiendo de la realidad de una imagen se tornan difusas hacia mundos del sueño, de la fantasía, de una imaginación rica que va llenando los espacios de la tela con una suave y precisa coloración de los óleos.




La presencia de autoridades municipales y el acompañamiento de RAT y el público presente marcó esta primera sorpresa en cuanto valoró la calidad artística de esta joven pintura volguense.  






El salón Blanco de la Municipalidad nos recibió primero con su central grupo escultórico de mármol y luego con sus largas escaleras para llevarnos un espacio donde los objetivos de la organización iban a lograr su cometido.




Un salón, al mejor estilo de los salones europeos, brindó el ambiente adecuado para la palabra y la reflexión. Asi se sucedieron las distintas exposiciones del Prof. Horacio Agustín Walter (La Inmigración de los Alemanes del Volga) y el Dr. René Krüger ( ¿qué pasó con los alemanes del Volga y sus aldeas en Rusia?) que fueron seguidas con respetuosa atención por un auditorio que colmó ó la capacidad del mismo.












 Rostros de serena emoción, ojos asombrados por el conocimiento de lo que fueron los procesos históricos que se vivieron, caras asintiendo a los expositores como recordando historias propias o parecidas, con orígenes de distintas comunidades como las que representaron la asistencia de la tarde.

La jornada del sábado arrancó nuevamente con una charla del Prof. Walter (La Comunidad Volguense: su identidad y sus costumbres), seguida por la presentación de un hermoso libro “Del Río Senguer a Tandil”.









En esta parte de la tarde la representación dramatizada y con momentos musicales, de los textos del libro creó el clima necesario para la emoción, el silencio y algunas furtivas lágrimas que se escaparon entre los presentes. La madre y el padre acompañados de su hijo lograron una exquisita representación de lo que significa una historia familiar de sacrificio y de trabajo, hermoso legado del que la familia se siente orgullosa.




La tarde cultural quedó cerrada por la conferencia del Dr. Krüger sobre la Evolución del dialecto alemán del Volga en Rusia y en Argentina. Las cuatro conferencias marcaron los momentos más importantes de la historia de la migración volguense con todas sus características de violencia, esfuerzo, trabajo y esperanza, movidos por una inquebrantable fe en creer que vivir mejor siempre fue posible. El análisis de la migración, su instalación en ambos lugares (Rusia y Argentina) y el desarrollo de las comunidades en las mismas con el correlato de migraciones internas; la temática de la historia de debieron vivir los que se quedaron en Rusia y aspectos de la vida y costumbres que hacen a la identidad de la comunidad alemana del Volga resultaron  el marco  necesario para la reflexión, para el diálogo, para los interrogantes y para los descubrimientos de la propia identidad en el caso de muchos de los descendientes volguenses que participaron del Encuentro.
El mismo se cierra con una magnífica cena donde las más de doscientas cincuenta personas degustaron las exquisiteces alemanas con un primer plato de salchichas, puré y chucrut preparadas al mejor estilo germano. 






Luego la bondiola a la miel acompañada del clásico Fülssen volguense sorprendieron a los comensales. La cerveza, la música, la danza a cargo del conjunto “Alle Jüng” y el acordeón de Ricardo Horbath matizaron la alegría y los cantos de todos, conjuntamente con la emoción por los regalos sorteados y la acreditación de los diplomas a todos los invitados a participar de este primer encuentro.









La sorpresa mayor la llevó el propio grupo de Raíces Alemanas de Tandil que fueron sobrepasados por los propios acontecimientos que ellos mismos crearon. 



































Una respuesta total de la comunidad tandilense, así como la participación de gente que vino de La Plata, Olavarría, Chillar, Necochea, Mar del Plata, Buenos Aires, Coronel Suárez, Colonia Hinojo y muchos otros lugares. La complacencia por haber logrado los resultados esperados se transformó en la convocatoria a un nuevo encuentro a celebrarse en Tandil en una nueva fecha. El acompañamiento de las autoridades municipales a través de su Intendente el Sr. Miguel Lungui y del Secretario de Cultura Sr. Ernesto Ricardo Palacios, quienes se hicieron presentes en los actos de inauguración y clausura del Encuentro.






La idea de que un “largo camino se inicia con pequeños pasos” quedó cumplida y a la espera de una nueva posibilidad de encuentro donde la cultura, la gastronomía, la emoción, los libros y las pinturas, las historias familiares con el encuentro de personas que hablaban nuevamente sus propios idiomas y dialectos cerraron un hermoso broche estas dos jornadas de trabajo, alegría y emoción.  




Cuando consideramos que era hora de irnos, la media luna en el cielo lucía brillante de alegría y orgullo. Se entregaba por completo y agradecida a los amigos de Raices Alemanas de Tandil y su gente que habían logrado lo que se habían propuesto.
El clima, con un sol radiante y un cielo azul acompañaron la riqueza de estas jornadas.
Nos vemos en el 2º Encuentro.... cordiales saludos a todos.




15/8/16

NORKA: un paso en el tiempo

El próximo viernes 16 de septiembre a las 18 horas en el Salón de Sesiones del Rectorado
(calle 7 entre 47 y 48) - La Plata.



Esta primera exhibición del video en Argentina se realizará dentro de la programación de la Cátedra Libre de la Historia y la Cultura de los Alemanes del Volga, el día viernes 16 de septiembre, a las 18 horas en el Salón del consejo Superior del Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata (Calle 7 entre 47 y 48) 1º piso - LA PLATA (Argentina).

Norka fue una de las colonias de habla alemana en las regiones del río Volga. Estos pueblos se establecieron a mediados de la década de 1760. En la película se ven escenas que representan a todas las colonias a lo largo del río Volga en 1928. Ellas tenían el mismo tipo de edificios, ropa y herramientas agrícolas. Utilizaban técnicas de cultivo como las que se aprecian en la película. Comían alimentos similares y vivían estilos de vida comparables a los Norkans. Su fe cristiana era de suma importancia para la mayoría de los colonos del Volga, sin importar si eran protestantes o católicos.

 De la mano del Dr. Jorge Bohn, nacido en el Pueblo San José (Cnel. Suárez - Bs.As) y actualmente radicado en Córdoba, seguiremos la historia de la aldea rusa Norka y podremos tener la perspectiva de todas las aldeas de Rusia, toda vez que Jorge es un especializado en las aldeas de Rusia y también, investigador y coordinador​ en la AHSGR (American Historical Society of Germans fron Russia). Igualmente nos podrá contar la experiencia de su participación en la convención anual celebrada en Concord (California - USA) por su trabajo en las aldeas de Streckerau y Mariemberg.

9/5/16

SANTA ROSA: Recuerdos de una Colonia Volguense.

Este viernes 6 de mayo  Jorgelina Walter, experta en Ceremonial y Técnica en Museología disertó en nuestra Cátedra Libre de la historia y la cultura de los Alemanes del Volga sobre  SANTA ROSA, RECUERDOS DE UNA COLONIA VOLGUENSE.
El Prof. Horacio Walter, Director de la Cátedra Libre,  luego de presentar a la disertante, se refirió a la práctica histórica de recuperación de fuentes y testimonios.

La Colonia Santa Rosa, del partido de Puan existe. Tal vez no como un conglomerado urbano. Tampoco como una localización que hoy pueda representarse como colonia, pueblo o caserío. Su momento histórico sucedió a partir de su fundación en 1902 y fue llegando a su ocaso en la segunda mitad del  S.XX. No por ello puede recibir la afirmación de que no existe.


Están sus restos, sus rastros, su historia y sus recuerdos. Los restos físicos nos muestran los lugares donde se estableció la colonia, con su estructura social de casas familiares, capilla, escuela. Restos que pueden no decir nada. Necesitan ser interrogados. Un piso de baldosas, un galpón abandonado, un viejo molino, no dice nada en si mismo. Sólo el amor que lo recuerda o el historiador que los interroga permiten armar lo que se llama Historia.
Jorgelina Walter cumplió con este objetivo. Su gran amor por la Colonia Santa Rosa lo expresó desgrananando sus recuerdos. En primer lugar presentó un video del 106º aniversario de la colonia (2008) donde se recorre el predio existente, sus restos, su cementerio y los recuerdos de la gente sobre la Iglesia, la escuela, la vida de trabajo, las relaciones. Cómo era el campo, las fiestas, el trabajo, la educación.

Luego  Jorgelina Walter realizó una amplia exposición de la localización del Partido de Puan, de la Colonia Santa Rosa y de los primeros colonos que llegaron, entre ellos sus bisabuelos y otras personas que crearon el marco necesario para trabajar y vivir del cultivo del campo y la atención de sus animales. Las fotografías y videos mostraron el esfuerzo infatigable de los primeros colonos para construir su ámbito de vida. El caserío, la primera iglesia, la escuela, la visita de los religiosos de tanto en tanto. La construcción de una segunda iglesia que es destruida en una noche de gran tormenta por un rayo, una escuela que se construye en el año 1949 y que luego es desarmada (cuando la colonia no tiene ya vida) para la construcción de otra escuela en la ciudad de Puan.




Aquí Jorgelina habla del conocimiento que tiene con el Prof. Horacio Walter. Al consultarlo sobre temas de historia y genealogía, este le informa que tiene una profunda relación con Santa Rosa, en el sentido de que su padre, Agustin Walter, fue quien construyó la escuela en el plan de escuelas rurales de aquellos tiempos. Y le dice que  seguramente Horacio pudo haber jugado de niño con los padres y tíos de Jorgelina. Otro mas de los recuerdos.
La colonia se diluye por el alejamiento de sus habitantes a otras formas de vida y de acceso al trabajo y al progreso y la colonia queda sólo como una cabecera de una chacra. Los ladrillos y la campana de la Iglesia se llevan para la construcción del Monasterio, los ladrillos de la escuela que se encuentra desocupada y con destino al abandono, pasar a formar parte de una escuela en la ciudad de Puan.



A partir del año 2002, con motivo del Centenario, la familia de Jorgelina, ella, su hermano, sus padres y sus tíos deciden recuperar la colonia como un momento de la vida de la región. Alambran el Cementerio, cortan el pasto, pintan las cruces de las tumbas. El predio correspondiente a la colonia lo reciclan. Valoran cada uno de los restos y los transforman en Referencias Históricas, gracias a la colaboración del municipio de Puan y de la Provincia. Y se comienza a festejar la Kerb, la fiesta patronal, como si la colonia estuviera siempre vigente.

El Prof. Horacio Walter participa de los festejos en el 106 aniversario y en él dirige unas palabras que fueron posteriormente tomadas para realizar el video recordatorio: “Si me preguntaran que festejamos cada  agosto, la respuesta aparece delante de todos en fotografías color sepia que nos transportan a otro tiempo. Celebramos el tiempo de las espigas regadas con lágrimas, el tiempo de los niños nacidos de mujeres preñadas de sueños; celebramos la fe de nuestros antepasados, su confianza en la familia, su respeto por la lengua, su compromiso por mantener la religión de los padres, y las costumbres que trajeron en sus baúles junto a su fuerza y su constancia. Celebramos la dureza de mantener una conducta y la pureza de su moral y su sacrificio”.

La disertación culminó con una serie de diapositivas que mostraron la vivencia de los sueños y de las ilusiones de los colonos. Cuando el tiempo se acabó la colonia dejó de funcionar. Todavía quedan huellas y rastros. El viejo museo de la casa de los gottau se encuentra de pie pero no utilizado como museo. Sus objetos y testimonios de un tiempo se encuentran intactos. Una fuente invalorable de la historia es el viejo libro contable en el que se detallaban los gastos que implicaba el costo del campo, la atención de las personas, la alimentación y el cuidado médico. Una sorpresa se encontró entre las hojas finales del libro que es la historia de la familia hasta el momento en que se establecieron en la Colonia Santa Rosa, cerca de Puan para cumplir aquel viejo sueño de todos los alemanes del Volga que llegaron a nuestra patria: vivir mejor, progresando en el trabajo, creciendo en muchas familias y educando a los hijos para ser personas de bien. La Colonia Santa Rosa todavía vive.

Terminada la alocución con una aprobación unánime de los presentes, el Prof. Horacio Walter leyó una nota de adhesión del Senador Cr. Horacio López, le entregó un diploma expedido por la Universidad Nacional de La Plata por su participación y un pequeño y simbólico presente por parte de la Cátedra Libre de la Historia y la cultura de los alemanes del Volga.

Un rato después, la alegría del encuentro y la satisfacción de una magnífica exposición culminó en una cervecería platense con amigos, unas pizzas, algo dulce, gaseosas y la infaltable cerveza.